EL LEMA DEL TEMPLE, ARCA DE LA ALIANZA Y SHEKINAH
ÁNGEL ALMAZÁN - 21/03/2003

"Non nobis Domine..." El lema templario está en el Palacio de los Condes de Gómara y en Molinos de Duero. ¿Y qué relación tenía con el Arca de la Alianza y la Presencia de Dios en Nosotros...?
 

En el Salmo 113 de la Biblia de "los Setenta" y la "Vulgata", en su versículo 1-bis (en el hebreo es inicio de un nuevo salmo y no el inicio de una nueva numeración de versículos), leemos: "Non nobis, Domine, non nobis, sed nomini tuo da gloriam" . Y prosigue así: "...super misericordia tua et veritate tua".


La traducción que tenemos a mano, hecha por el obispo Félix Torres Amat dice: ""No a nosotros, Señor, no a nosotros, sino a tu Nombre da toda la gloria" (..."para hacer brillar tu misericordia y tu verdad").


El Temple tuvo como lema este primer versículo: "Non nobis, Domine, non nobis, sed nomini tuo da Gloria".


Este versículo hemos podido leerlo en dos edificios civiles sorianos.

El más destacado de ellos es el palacio de los Condes de Gómara, que para nosotros se presenta como una "Casa Filosofal", en el sentido hermético dado por Fulcanelli. Pintado en negro está dicho versículo en la portada.

Este Palacio es renacentista,



También lo hemos visto inscrito -aunque bastante erosionado actualmente- en el dintel de una puerta pinariega de Molinos de Duero, en una casa que se encuentra junto a la panadería.


Posiblemente el edificio date, como muy pronto, del siglo XVII, aunque probablemente sea del XVIII, y responde su tipología a la típica pinariega de esta zona soriana, como puede verse en la última imagen de este artículo.




Si riquísima y muy profusa es la iconología de la portada del palacio de los Condes de Gómara, la de esta vivienda sencilla de Molinos de Duero es muy pobre puesto que, como puede advertirse, aparte de la inscripción erosianada únicamente puede advertirse otra encima suyo en la que leemos: "Jesús, María y José" (un ternario, por tanto).





Un poco más arriba, en una especie de dovela hay dos ruedas de seis y cinco puntas con su centro remarcado. ¡Su simbolismo es tan grande...!



Y entre ambas ruedas una especie de caldera con asas y una cruz arriba, o quizás sea el signo astrológico antiguo de Marte y del hierro, del quinto planeta, con "orejeras"..., o véte a saber el qué exactamente.


Planteemos ahora otra posible interpretación. Supongamos que las dos ruedas representan al sol y la luna. Imaginemos que esas dos "orejeras" no son sino lomas del "Monte del Calvario", sobre el que se asienta la Cruz, y que el círculo que hay en su vertical es la "Bola del Mundo" que vemos en la iconología cristiana en manos del Salvador.

En rodo caso la cruz y el círculo conforman el "Eje Axial" de este conjunto iconológico.



Otros "Non Nobis"





Nos han comentado también que, "En un callejón, en la parte oriental de la fachada de la Iglesia está escrito en piedra el lema templario: "Non nobis domine non nobis sed nomine tuo da gloriam"."


En algún sitio hemos leído, creemos recordar, que tal salmo era muy apreciado por los cistercienses. Y hoy día lo es por el Opus Dei : "La fórmula con que, aún hoy, se saludan los socios de la Obra es "Pax", a lo que el saludado responde: "In aeternum". Esta fórmula es en el Opus Dei una especie de santo y seña con que los miembros se reconocen. Durante el día, los socios deben recitar una serie de oraciones y muchas de ellas están en latín. "Serviam", dicen en la oración para antes de acostarse, tendidos en el suelo o, en otro momento del día repiten, besando la tierra: "Non nobis, domine, non nobis, sed nomine tua da gloriam"...", se dice en Internet.


También ha sido trasladado al pentagrama, como lo hizo William Byrd (1543 - 1623) y, mucho más recientemente, ha sido el tema principal de la banda de música en el film "Enrique V" (1989), del director Kenneth Branagh. En esta película el compositor Patrick Doyle debutó en el cine con una banda musical excelente en la que sobresale el tema "Non nobis, Domine" , en la que, según hemos leído, el propio compositor canta sus primeros compases del himno y en cuyos coros participan su padre y hermana.





Algunas consideraciones



"Non nobis, Domine, non nobis, sed nomini tuo da gloriam": No por nosotros o para nosotros, Señor, no por nosotros, sino da toda tu Gloria a tu Nombre, o a tu Nombre toda tu Gloria... para hacer brillar tu Misericordia y tu Verdad"


Humildad. No actuamos por o para nosotros, sino por y para el Señor, por su Gloria, por su Nombre.

Un Nombre Innominado, Desconocido, Impronunciable de Dios.

Una Gloria que bajó al Tabernáculo para impregnar el Arca de la Alianza "Una nube cubrió el Tabernáculo del Testimonio y quedó todo lleno de la Gloria del Señor", según narra el Éxodo).



¿Este lema del Temple, esconde quizás su esperanza en encontrar el Arca de la Alianza o colaborar en el Plan Divino para que llegara el "tiempo mesiánico" en el que el Arca retornase y con el su Misericordia y Verdad...?


Leamos la Biblia, en II Macabeos 2:5-8, y sepamos lo que cuenta sobre la desaparición del Arca y su retorno:


"El profeta Jeremías, por revelación divina, mandó que le siguiesen con el tabernáculo y el arca, y salió hasta el monte donde había subido Moisés para ver desde allí la heredad de Dios. Llegado a él, Jeremías halló una gran gruta a modo de estancia, en la cual introdujo el tabernáculo, el arca y el altar de los perfumes, murando enseguida la entrada. Algunos de los que le acompañaban vinieron luego para poner señales en el camino, a fin de poder hallarlo después. Mas así que Jeremías lo supo, los reprendió, diciéndoles: "Este lugar quedará desconocido hasta que Dios vuelva a congregar a su pueblo y tenga de él Misericordia. Entonces dará a conocer el paradero de estas cosas, aparecerá su Gloria, y asimismo la nube, como se manifestó al tiempo de Moisés y cuando Salomón pidió que el templo fuese gloriosamente santificado".


"Y se abrió el Santuario de Dios en el cielo, y apareció el Arca de la Alianza en el Santuario...", leemos en el Apocalipsis (XI:19).


Vemos, por tanto, que tal vez el lema del Temple tenga que ver con ese anhelado retorno al "estado primordial" y la instauración de un "Centro espiritual", pues en ambos casos es cuando aparece ese "intermediario celeste" que es la "Shekinah" en la Biblia, según nos cuenta René Guénon en "El Rey del Mundo".


Y recordemos que los ángeles cantan en el descenso del Avatara del cristianismo: "Gloria in excelsis Deo, et in terra Pax hominibus bonae voluntatis"... Gloria y Paz que son dos de los aspectos principales con el que se manifiesta la "Shekinah"

Por tanto:

"Non nobis, Domine, non nobis, sed nomini tuo da gloriam super misericordia tua et veritate tua".




Escrito en el Equinoccio de Primavera del año 2003, para conmemorar los tres meses de vida de "Soria y Más".




Enlaces relacionados:
Artículo nuestro sobre el Arca de la Alianza y S.Bartolomé de Ucero
El 7, número kabalístico de Non Nobis....
Non Nobis, en pentagrama, William Byrd, 1543 - 1623
Non Nobis, música de Patrick Doyle
© 2002 EDITORIAL SOTABUR. Todos los derechos reservados.