Castillo de Gormaz, esoterismo islámico de sus 28 torres
Ángel Almazán de Gracia - 3/26/2013

En el simbolismo islámico sufi y de la gnosis chiíta el número 28 ha originado meditaciones varias, sobre todo en Ibn al Arabi y Haydar Amolî. ¿Y si las 28 torres de Gormaz tienen también un simbolismo esotérico?
 

Gormaz fue muy disputado entre cristianos y musulmanes a lo largo de los siglos IX al XI. "Diversas crónicas cristianas nos dan noticia de su conquista por los musulmanes en los años 925, 940 y 983, lo que indicaría otras tantas reconquistas cristianas. Maqqari nos relata una reconstrucción realizada por el general omeya Galib en el 965-966, en tiempos de al-Hakam II, después de una supuesta destrucción del castillo por los cristianos, hecho que podría estar confirmado por la existencia de una inscripción que se supone procede del castillo y que contiene el nombre de dicho califa. Parece que pasó definitivamente a manos cristianas en 1059,aunque no se libró de nuevas acometidas hasta poco antesde la conquista de Toledo que trasladó la frontera mucho más al Sur. Tradicionalmente se ha venido considerando que la mayor parte de las estructuras conservadas corresponden a la obra realizada por Galib en la fecha antes
mencionada3, aunque Zozaya, en trabajos recientes, ha apuntado una posible datación más antigua que llevaría incluso a tiempos de Abd al-Rahman I", resume Antonio Almagro.

Juan Zozaya hace ya tiempo que dejó claro que esta fortaleza tuvo 28 torres (borg = torre, en árabe) e igualmente puso de manifiesto la existencia de tres nichos a modo de "mihrabs" conformando una musalla (oratorio al aire libre para la oración comunitaria del viernes) en una zona del muro sureste.


Cosmología, aritmosofía, geometría espiritual en torno al 28 en Ibn al Arabi



Tras mi participación en el "II Simposio Internacional Ibn al Arabi de Murcia" el pasado 9 de marzo (2013) he creído oportuno sugerir una mirada esotérica islámica a las 28 torres de este "hisn",la fortaleza califal de Gormaz (que sobresalen poco de los lienzos) para ampliar así las "lecturas esotéricas islámicas" que había realizado anteriormente sobre las iglesias románicas de San Esteban de Gormaz y la ermita de San Baudelio en la Tierra de Berlanga.


Claro que esta mirada esotérica a este "hisn" va a ser, necesariamente, tan solo un "abrir y cerrar de ojos", pero baste para mostrar que las 28 torres pueden hacer referencia a una cosmología esotérica islámica.

Ya la misma palabra, "borg" (torre) aparece en la conceptualización islámica del "Cielo sin estrellas (al-falak al-atlas) llamado igualmente Cielo de las Doce Torres (burûj) o “signos” del zodíaco.

Ahora bien, como advierte Titus Burkhardt, "éstos no son, pues, idénticos a las doce constelaciones zodiacales contenidas en el cielo de las estrellas fijas (falak al-kawâkib o falak al-manâzil), sino que representan unas “determinaciones virtuales” (maqâdir) del espacio celeste y no se diferencian más que en relación con las “estaciones” o “mansiones” (manâzil) planetarias proyectadas sobre el cielo de las estrellas fijas".


En la cosmología islámica el número 28 adquiere una relevancia total, al igual que en la "Ciencia de las Letras" ya que el alifato árabe está formado por 28 letras, así como en la astrología común (debido a las 28 mansiones de la Luna).

Entre los diversos simbolismo sufíes con que los espirituales islámicos han "imaginalizado" los diversos grados de la Existencia-Ser-Wuyud, sobresale el expuesto por el más grande de los maestros sufíes, en andalusí Ibn al Arabi (1165-1240), especialmente en el capítulo 198 de su magna obra "Las Iluminaciones de La Meca" (Futuhat...). El Aliento del Muy Misericordioso y Clemente exhala consigo los gérmenes de todo lo Manifestado (sutil y grosero, sin formas o con ellas).

Pablo Beneito en su libro "El lenguaje de las alusiones" pone como ejemplo de las representaciones o diagramas simbólicos akbarianos el denominado "Círculo de las epifanías del Hálito del Omnicompasivo en los dos mundos de la creación y la posibilidad", diagrama en el que "se presentan las 28 letras del alifato en correspondencia con 28 asterismos -que determinan las fases o mansiones d ela luna-, 28 grados de existencia (todo ello relacionado con la manifestación) y 28 Nombres Divinos (que remiten al dominio de lo oculto, a la interioridad latente de lo no-manifestado)". Un diagrama semejante, aunque más completo, se encuentran en el libro de Titus Burkhardt "Clave espiritual de la astrolomía musulmanan, según Muhyidín Ibn Arabí" (que es el dibujo que hemos incorporado y que puede verse en grande al pulsar sobre el mismo), obra esta última a la que remitimos a los lectores más interesados en este tema.

No debe pasarse por alto, igualmente, que Haydar Amolî (fallecido en 1385) en su "Comentario de los Fusus al-Hikam de Ibn al Arabi" haya recurrido a 28 diagramas para explicarlos gráficamente. Asimismo Haydar Amolî, en su gnosis shi'ita, desarrolla la "Balanza de los Veintiocho" inserta en el simbolismo de la profetología (y por cierto que en el Corán son 28 el número de profetas citados).

Por otra parte, en el ámbito astrológico-astronómico hay que tener presente que las 28 mansiones del ciclo lunar se agrupan en cuatro intervalos de siete fases cada una (luna nueva, luna llena, cuarto menguante, cuarto creciente, vinculadas las primeras con los solsticios y las otras dos con los equinoccios) que coinciden con los siete días de cada semana.



Enlaces relacionados:
- Castillo de Gormaz I (Juan Zozaya y Tomás Leal)
- Castillo de Gormaz II (Juan Zozaya y Tomás Leal)
- El castillo de Gormaz (Florentino Zamora)
- Nuevamente el castillo de Gormaz (Ángel Almazán)
- Los ángeles de Allah en la batalla de Gormaz
- Paseando por el castillo de Gormaz (A. ALmazán)
- Por el castillo de Gormaz (I)
- Por el castillo de Gormaz (II)
- Por el castillo de Gormaz (III)
- El castillo de Gormaz entre la niebla
© 2002 EDITORIAL SOTABUR. Todos los derechos reservados.