SORIA-EL OTRO LADO: GUÍA JUDÍA SORIANA
Ángel Almazán de Gracia - 1/8/2011

Recuperamos aquí un ensayo recopilatorio sobre las aljamas judías medievales publicado en 1994 que completa los numerosos artículos sobre los judíos sorianos que hemos insertado en Soriaymas con el paso del tiempo.
 


Artículo publicado por Ángel Almazán en su serie EL OTRO LADO en "Soria 7 Días" el 11 de junio de 1994


La ubicación geopolítica medieval de Soria, entre los reinos de Aragón, Navarra y Castilla, junto con la importancia de la cabaña trashumante soriana en el mercado de la lana y su peso en el Real Concejo de la Meste fueron, sin duda, los factores determinantes del asentamiento de importantes aljamas judías en el actual territorio soriano.

Ya hemos visto en las semanas anteriores algunos aspectos de varias necrópolis judías y el importante aporte cultural de diversos judíos sorianas para el judaísmo medieval, sobre cuyas referencias bibliográficas no me voy a extender ahora. Por otra parte, en este siglo Soria ha seguido atrayendo a los judíos, materializándose dicha atracción a través del llamado "Cancionero de Kurt Schindler", y con los trabajos etnográficos realizados por Israel J. Katz y Samuel G. Armistead, investigadores judíos de fama internacional. Cabe reseñar igualmente al director de cine Gerardo Gomezano que ha rodado durante este año en varios pueblos de Soria una parte de su película "Sombras Paralelas". Este director me comentaba mientras buscábamos exteriores para el rodaje que sus antepasados provenían de Gormaz y que su apellido era judío y, efectivamente, en Caracena está documentada la existencia del judío Judí Gomezano durante el reinado de los Reyes Católicos.

Asimismo, el matadero municipal del Burgo de Osma ha sido utilizado durante un tiempo por alguna comunidad judía. No tengo los datos precisos de durante cuánto tiempo se ha practicado el ritual específico judío del sacrificio de animales en dicho matadero ni si continúa todavía, y supongo que posiblemente haya sido para la comunidad judía de Madrid, que alcanza las 4000 personas, cuyo rabino era hace unos años Yudah Benasauly.

El investigador español que más ha escrito sobre las juderías sorianas es Francisco Cantera Burgos. La mente enciplopédica del padre Florentino Zamora también se ocupó de los judíos en Soria. Otro gran investigador de las juderías sorianas ha sido David Gonzalo Maeso. Guadalupe Ramos de Castro también ha resumido sus aspectos más peculiares en media docena de páginas, como asimismo lo ha hecho Juan G. Atienza . Igualmente cabe recordar las investigaciones de Juan Blázquez Miguel y Máximo Diago Hernando. A los trabajos de estos investigadores y a la bibliografía que aportan remito al lector interesado.


Las juderías sorianas


En este artículo, por tanto, me limitaré a entresacar algunos de los datos aportados por estos y otros autores que me parecen muy significativos. El mapa adjunto, realizado por F.Cantera Burgos, es lo suficientemente ilustrativo sobre la ubicación de la treintena de aljamas, asentamientos y topónimos judíos. Habría que añadir, por ejemplo, el despoblado de Yuba, en cuyo entorno se encuentran los "Corrales de la Sinoga".

Según Cantera Burgos, las actividades más principales de los judíos de la provincia de Soria fueron las siguientes: prestamistas, arrendadores de rentas, cobradores de las mismas, mercaderes (especialmente en el comercio de lanas, paños y ganados), salineros (en Medinaceli), tejedores, negocio de tenerías (en Osma y El Burgo). "De entre todos esos oficios destaca, sin duda, el de los préstamos, con carácter más o menos usurario", concluye, y de hecho fue en el obispado de Osma donde las querellas de usura alcanzaron la mayor amplitud y violencia en toda Castilla hacia 1479. Grandes financieros fueron varios judíos de la familia Bienveniste. Uno de ellos, tras retornar a Soria como judeoconverso después de una estancia en Portugal debido a la expulsión de 1492, adoptó el nombre de Nicolao Beltrán y su hijo Antonio llegaría a comprar el señorío de la villa de Tejado.

La población judía en Soria fue muy numerosa, siendo sus focos principales la capital, Almazán, Berlanga y Medinaceli. En su mayor momento de explendor hubo hasta 300 familias en la ciudad de Soria y otras tantas en Almazán. A través del "Repartimiento de Huete" (1290) es posible deducir que habría en la provincia unos 3.500 casas judías. Poco antes de la expulsión, hacia 1474, quedaban medio millar de familias judías, es decir alrededor de 2.000 judíos.

Cabe citar también, como dato interesante, los procesamientos inquisitoriales a judaizantes en Almazán, Berlanga y Medinaceli durante el siglo XVI, que se aproxima a los 600, repartidos casi proporcionalmente entre las tres villas citadas. Según Juan Blázquez, "Los relajados fueron 135, de los que 92 lo fueron en persona y 43 en estatua. Es decir, que casi el 23 % de los procesados fueron condenados a la última pena". Fue entre 1539 y 1548 cuando tuvo lugar el período inquisitorial más intenso, puesto que fueron procesados 235 personas.


Localizaciones


En Soria ciudad su aljama se situó primeramente en el recinto murado del castillo, cuyo cerro o monte, según algunos, se llamaba Oria, por lo que tal vez Soria sea un topónimo derivado de Moria, uno de los nombres que tiene el Monte Sión entre los judíos. Luego se extenderían hasta la actual Calle del Teatro (antigua Calle de la Judería) y Collado, llegando a la cuadrilla de San Juan de Rabanera y Plaza de Tovasol, Ermita del Mirón y Puerta de Nájera, donde tal vez tuvieron una sinagoga, según Nicolás Rabal. El cementerio, en opinión de Teógenes Ortego, estaría posiblemente en la ladera oriental del collado sobre el que se alza el castillo. A lo ya dicho de Yusuf Albo como gran talmudista, hay que añadir la figura del rabino Selomoh bar `Ali de esta ciudad, autor de "Hiddusim métalmud" ("Escolios del Talmud"), fallecido en 1264, discípulo del Maestro Yonah. Igualmente hay que destacar la escuela de iluminadores de finales dell s.XIII y comienzos del XIV. En 1435 era tesorero mayor de Juan II el judío de Soria ciudad, Abraham Bienveniste.

En Ágreda -el pueblo más mágico de Soria, al que con gusto dedicaremos próximamente un artículo monográfico- la judería vivía entre el río Queiles, la torre de los Castejones y la cerca del recinto moro, según J.A. Gaya Nuño. La sinagoga parece ser que es el edificio existente frente a la Residencia de Ancianos "Sor María de Jesús", cerca de la iglesia de la Virgen de la Peña, construida en mampostería con entrepaños de ladrillo, y que según dicen es la "synoga" que donaron -para que fuera casa del concejo de la villa- los Reyes Católicos el 27 de enero de 1493, cuyo documento, como otros referidos a los judíos, están guardados en el Ayuntamiento agredeño, como los había también en la iglesia de la Virgen de la Peña.

El nombre de Aliud parece derivarse de Allehut/Alliud, "los judíos" en etimología árabe.

En Almazán hay tradición de vincular a los judíos con la Plaza de los Olmos. Fue su aljama, tras la de Soria, la más importante de la provincia, y una de las mayores de Castilla. Una de las familias conversas más famosas fue la de los Laínez o Laynes, que tuvieron una gran actividad económica a finales del s.XV, y a la que perteneció una de las lumbreras católicas del Concilio de Trento, Diego Laínez, segundo general de la Compañía de Jesús. Este apellido aparece igualmente en Deza y Medinaceli. A este respecto hay que reseñar que del general de los Teatinos, el Maestro Laynez, se decía que era "español de Medina Celi".

De Medinaceli consta ya la existencia de judíos en 1187. En 1248 nacía en esta villa el gran cabalista Yosef ha-Qatán bar Abraham Chiqatela. La sinagoga, en opinión de Blas Taracena y José Tudela, fue reformada para habilitar el beaterio de San Román. Muy cerca estaba la Calle de la Sinoga. La Calle de la Judería era la actual calle de San Román.

En Berlanga de Duero aún se conservan los nombres de Yubería Baja y Yubería Alta en dos calles próximas al convento de franciscanas concepcionistas y el apellido Yubero está muy extendido en su comarca. Taracena y Tudela dicen que la judería se encontraba entre el Mirador de las Monjas y el Jaraiz. Esta aljama solía tributar con los judíos de Fuentepinilla y de Tajueco. Judíos de estas tres localidades fueron a vivir, hacia 1470, a Andaluz, Velamazán y Atienza.

En Deza pudo estar la judería alrededor de la Calle y Puerta de San Martín, junto a la muralla. Su necrópolis, como ya comentamos, se halla en el Cerro de los Judíos, Taracena descubrió 35 esqueletos con clavos en diversas partes. El profesor Freimmann de Frankfurt cree haber leído en dos sortijas judías de esta necrópolis fantasmagórica el nombre del dios judío, YHVH. Tributaban con la aljama de Serón de Nágima y la de Monteagudo de las Vicarías.


Antijudaísmo soriano


En lo que respecta a las persecuciones judías o posicionamiento antijudíos de los cristianos sorianos, al ya citado "cabreo" de 1479 por la usura de prestamistas judíos de Soria, Calatañazor, Almazán y San Esteban de Gormaz, hay que reseñar especialmente las disposiciones dictadas contra los judíos en las Cortes convocadas por Juan II en Soria (1380), ciudad que se caracterizaría, según Menéndez Pidal, por su gran antisemitismo.

En los archivos de la catedral del Burgo de Osma se conserva un códice que refleja una de las polémicas más importantes existentes en España, plasmada en un texto realizado en los territorios de la antigua Corona de Aragón contra los judíos. Y por cierto que, entre 1459 y 1501, el Tribunal de la Inquisición comprobó en la diócesis de Osma para comprobar el estado de los conversos a cuyo efecto analizaron también la dieta de los presuntos judaizantes. Por otro lado, para ser canónigo se dispusieron, en una época determinada, criterios de limpieza de sangre (no tener antepasados judíos), si bien el obispo Bernabé, que murió en 1351 con fama de santidad tras 20 años de llevar la mitra y cuya lápida se encuentra en la nave central a la altura de las columnas del crucero, era al parecer un judío converso, como lo sería, en el XVI, Pablo de Santa María, descendiente de la rica familia Leví, que llegaría a ser obispo de Burgos.



Enlaces relacionados:
- DOCUMENTACIÓN SOBRE LOS JUDÍOS EN SORIA (1)
- DOCUMENTACIÓN SOBRE LOS JUDÍOS EN SORIA (2)
- DOCUMENTACIÓN SOBRE LOS JUDÍOS EN SORIA (3)
- DOCUMENTACIÓN SOBRE LOS JUDÍOS EN SORIA (4)
- DOCUMENTACIÓN SOBRE LOS JUDÍOS EN SORIA (5)
- DOCUMENTACIÓN SOBRE LOS JUDÍOS EN SORIA (6)
- DOCUMENTACIÓN SOBRE LOS JUDÍOS EN SORIA (7)
- DOCUMENTACIÓN SOBRE LOS JUDÍOS EN SORIA (8)
- Las Cortes de Soria de 1380 adoptan medidas sobre los judíos
- Medidas sobre judíos en Sínodo de 1536
- Excomunión por acudir a bodas y funerales judíos
- SORIA-EL OTRO LADO: JUDIOS CLAVADOS EN DEZA
- SORIA-EL OTRO LADO: JUDÍOS CABALISTAS SORIANOS
© 2002 EDITORIAL SOTABUR. Todos los derechos reservados.