CONSIDERACIONES SOBRE EL GRIAL (1)
Ricardo Cob - 11/27/2002

Entrevista a Ángel Almazán sobre el Grial: simbolismo y realidad del mismo, vinculaciones con el Cristianismo, Templarios e Islam, Esoterismo del mismo.
 

¿Qué puede decirnos del Grial?


Es uno de los grandes símbolos centrales de la Tradición Primordial, de ahí que esté presente en muchísimas tradiciones secundarias y religiones. Ya en los Vedas, que son los textos más antiguos que se conservan de los pueblos indoeuropeos, aparece como "bebida de la inmortalidad" que sirve para trascender el estado humano y aproximarse al de los dioses.


- ¿Y cómo entiende la "Búsqueda del Grial"?


Es la búsqueda de nuestro Centro Metafísico, en el Eje Polar de los estados múltiples del ser.


- Se refiere al Grial como un símbolo. ¿Descarta que pueda ser también un objeto?


Ante todo es un símbolo, y éste es la plasmación de un arquetipo, y éste a su vez lo es de una Idea del Clemente y Misericordioso. No descarto que pueda plasmarse, en este mundo terrestre, de alguna manera "física" para que tenga también su "irradiación" en el ámbito de la materia y del cuerpo humano, pero tal tipo de manifestación sería, en todo caso, meramente circunstancial y como apoyo físico para el "último impulso" en la consecución de ese Centro Metafísico o, cuando menos, de su percepción sensorio-intelectual.


- A lo largo de la historia han habido buscadores del Grial como un objeto físico. Un objeto que algunos incluso aseguran poseer...


Quien diga que lo posee, no lo tiene. El "Silencio" y el "Secreto", a mi entender, debe regir entre quienes hayan podido acceder a tal "gracia" divina.


- ¿Por qué el cristianismo adoptó la leyenda del Grial entre sus mitos?


Por la misma razón metahistórica y arquetípica con que adoptó la Cruz. Quiero decir con ello que ambos son símbolos fundamentales de la ciencia sagrada, provenientes de la Tradición Primordial, que en el caso del cristianismo ha adoptado un simbolismo específico, cual es, en el caso griálico, el cáliz de la Última Cena que es, también, el portador de la sangre del Cristo agonizante y lanceado por Longinos (ahí tenemos el origen del "Rey herido" del ciclo literario griálico). El "misterio eucarístico", que tanto fascinó a los ortodoxos y, consteló la imaginación de los cruzados, es la clave arquetípica del grial cristiano, sede de la "sangre y cuerpo" de Cristo: receptáculo que contiene la "esencia y sustancia" de Enmanuel, el "Dios en nosotros".


- ¿Qué relación tiene el Grial con el Islam y otras religiones?


Ya he señalado que es un símbolo arquetípico universal y, por tanto, se encuentra por doquier a lo largo del planeta y en todas las épocas conocidas. Y no puede ser de otra forma puesto que la "Presencia" de Dios en este mundo terrestre, tiene su principal sede en el "corazón" del ser humano, de ahí que tal hecho sea capital en las religiones. En cuanto al Islam, hay un libro de Pierre Ponsoye que profundiza muy certeramente al respecto al desmenuzar las raíces musulmanas de "Parzival", la mejor obra literaria griálica medieval, escrita por Wolfram von Eschembach.


- Ciertos autores han asociado el Santo Grial con la sangre real perteneciente a la supuesta estirpe de Jesús, quien pudo desembarcar en Marsella. ¿Qué opina de esta teoría?


Yo mismo recogí esta teoría en "Los Códices templarios de río Lobos. Los custodios del Grial", junto con otras diferentes. Con el paso de los años he llegado a la conclusión de que la teoría del linaje crístico, de la "Sangre Real" merovingia que fue difundida internacionalmente por las obras de Baigen, Leigh y Lincoln, y posteriormente por el irreverente Peter Berling- es un montaje del Priorato de Sión y de otros grupos monárquicos franceses. Es una fábula.


- También hay investigadores que sugieren una profunda conexión entre el "grialismo" y el culto mariano (diosa madre).


El grial tiene un componente "yin", receptivo. Los arquetipos precisan de un receptáculo, de una "materia", para ser percibidos por los sentidos sensoriales humanos. Los arquetipos son una "fuerza imaginal" que "penetra" en este mundo desde "el Cielo" y que son acogidos por lo "Femenino", por la "substancia", por "Prakriti". María fue la madre de Cristo, al que tuvo en su vientre durante nueve meses, de ahí que sea el "Gran Receptáculo", la "Gran Vasija Contenedora" del Verbo en el cristianismo, y las letanías lateraneses lo expresan perferctamente.


- ¿Tuvieron los cátaros y los templarios esa relación con el Grial que se les atribuye?


Sobre ambos, cátaros y templarios, se ha escrito de todo. Yo mismo no pude zafarme de ello en la novela anteriormente citada, y tres años antes, en 1994, con mi ensayo "Soria-Francia. De Numancia a Montsegur". Se habla de un "Grial cátaro" custodiado en Montsegur", y su mejor expositor ha sido, a mi juicio, Otto Rahn en "Cruzada contra el Grial" y "La corte de Lucifer". Y respecto al Temple, ya Wolfram von Eschembach, a comienzos del siglo XIII, afirma que los guardianes del graal (con esta denominación) son los templarios. Así que tal atribución tiene ya unos cuantos siglos de existencia. Sabemos que los templarios fueron guardianes, por otro lado, de diversas reliquias de Jesús y que se les asigna una labor de custodios de la Tradición Primordial, de un Saber o Conocimiento Metafísico y Atemporal adquirido al contactar con grupos y personas insignes del esoterismo islámico.


- Si el Grial tiene distintos significados, ¿también hay distintas maneras de buscarlo?


Es obvio que sí, pero también que no. Intentaré explicarme. Evidentemente el Grial ha adoptado múltiples "expresiones" en el "Imaginario Colectivo", y según la tradición o religión de que se trate los rituales y el exoterismo de su búsqueda es diferente formalmente. Ahora bien, más allá de esta "multiplicidad" radica la "unidad" y, por ello, la búsqueda esotérica es, en su esencia, la misma para quienes emprenden tal "Demanda": la de encontrar a nuestro "Señor" en nuestro "corazón" y pasar a ser su vasallo más fiel y abnegado.


- ¿Que mensaje en tu opinión brinda el Grial al hombre del siglo XXI?


El de su "Realidad Divina Esencial y Substancial", tan olvidada en este desacralizado y profano mundo contemporáneo. Y también conlleva el recuerdo de una época en la que Dios estaba presente en cada palabra, en cada gesto, en cada mirada humana, y se le sentía plenamente en cada inhalación y exhalación, una época conocida en los mitos como Edad de Oro o "Sattya Yuga".


Enlaces relacionados:
Web de Ricardo Cob donde aparece esta entrevista
Acerca de "Los Códices Templarios de Río Lobos. Los custodios del Grial"
© 2002 EDITORIAL SOTABUR. Todos los derechos reservados.