SHRI RAMANA MAHARSI (7)
Arthur Obsborne - 7/20/2008

Ramana Maharsi, "liberado en vida", identificado plenamente con el Atman-Brahman, tuvo diversos "poderes" de los que nunca se enorgulleció. He aquí unos casos suyos de bilocación. Él rechazaba los poderes y decía que son nocivos para el aspirante
 

Una vez, un sastri del norte de la India estaba hablando con Sri Vagaban en la caverna Virupaksha cuando Echammal llegó con la comida, agitada y temblando. Cuando se le preguntó qué le sucedía dijo que, al pasar delante de la caverna Sadjuruswami le pareció ver a Sri Vagaban y a un extraño de pie junto a la senda. Prosiguió su camino pero oyó una voz: “¿por qué vas más lejos si estoy aquí?" Se volvió para mirar pero no vio n nadie allí. Llena de temor apresuró el paso para llegar cuanto antes al Ashram. "¡Pero, Swami!, exclamó Sastri. "Mientras estaba hablando conmigo se manifestó a esa señora en el camino que conduce aquí y a mí no me ha mostrado señal alguna de Gracia". Y Sri Bhiagavan le explicó que las visiones de Echammal se debían a su constante concentrarse en él.

No era la única que tenía visiones de Sri Bhagavan, aunque no conozco otro caso en que la visión fue causa de temor. Unos años después un visitante occidental, un caballero anciano, había venido al Ashram al pie del cerro. Después del almuerzo salió para explorar el cerro, pero al hacerlo se extravió. Cansado por el calor y el ejercicio, sin saber qué dirección tomar, se hallaba en una situación desesperada, cuando Sri Bhagavan pasó a su lado y le mostró el camino que conducía al Ashram. La gente estaba ansiosa cuando regresó y le preguntó qué había sucedido. "Salí para dar un paseo por al cerro", les dijo, "y me perdí. El calor y el ejercicio eran demasiados para mí y me sentía mal. No sé lo que hubiera hecho si no fuera porque me encontré en la senda con Sri Bhagavan y me señaló el camino de Ashram". Y se sorprendieron mucho porque Bhagavan no había salido del edificio.

Rudra Raj Pande, rector del Colegio Tri-Chandra en Katmandu, Nepal, fue con un amigo a adorar en el gran templo de la ciudad antes de partir de Tiruvannamalai.

"Las puertas del templo interior estaban abiertas y mi guía nos condujo al interior, que estaba bastante oscuro. La vacilante llama de una lámpara de aceite brillaba a unos pocos pasos delante de nosotros. La joven voz de mi compañero gritó `Arunachala'. Prestaba toda mi atención al propósito de ver la Imagen o Lingam (que simboliza al Señor Supremo, eterno y no manifiesto) en el Santo de los Santos. Pero, por más extraño que parezca, en lugar de ver el Lingam vi la imagen de Maharsi Bhagavan Sri Ramana, su sonriente semblante, los brillantes ojos que me miraban. Y lo que es más extraño, no vi a un solo Maharsi, ni a dos, ni a tres - sino -en centenares vi el mismo sonriente semblante, los ojos brillantes, y los veo en cualquier lugar del Santa Sanctorum al que dirija la mirada. Mis ojos no captan toda la figura del Maharshi sino el sonriente rostro, desde la barbilla para arriba. Me siento arrebatado y fuera de mí con inexpresable alegría - ¿cómo pueden las palabras describir la bienaventuranza y calma de mente que sentí? Lágrimas de alegría corrían por mis mejillas. Fui al templo -para ver al Señor Arunachala y hallé al Señor viviente tal como se me reveló. Nunca podré olvidar la honda e íntima experiencia que tuve en el antiguo templo".

No obstante, Sri Bhagavarr nunca alentó el interés por las visiones o el deseo de tenerlas, ni tampoco todos los devotos y discípulos las experimentaron.



Texto correspondiente al libro RAMANA MAHARSHI escrito por Arthur Obsborne, publicado en Editorial Kier, 1978, Trad: Hector V. Morel, a quienes corresponde los derechos de autor correspondientes.




Enlaces relacionados:
- SHRI RAMANA MAHARSI (7)
- SHRI RAMANA MAHARSI (6)
- SHRI RAMANA MAHARSI (5)
- SHRI RAMANA MAHARSI (4)
- SHRI RAMANA MAHARSI (3)
- SHRI RAMANA MAHARSI (2)
- SHRI RAMANA MAHARSI (1)
Libros de Ramana Maharsi traducidos por Pedro Rodea
© 2002 EDITORIAL SOTABUR. Todos los derechos reservados.