CARRETEROS DE LOS PINARES SORIANOS EN 1386 Y 1387
MIGUEL ÁNGEL MOTIS DOLADER - 6/2/2004

Sí: han leído bien las fechas. Se suponía que existían carreteros entonces, pero -que nosotros sepamos- no estaba documentada tal suposición. Ahora lo está para Covaleda y San Leonardo de Yagüe.
 

PRIMER DOCUMENTO HISTÓRICO SOBRE LA CARRETERÍA PINARIEGA SORIANA




1386, noviembre, 14. Tarazona




Johan Gonçálvez, Pedro Sánchez y Pedro Oíaz, carreteros, vecinos de San Leonardo, del reino de Castillo, de una parte, y Salamón Çerruchel, judío, habitante en Atienza, de otra, encomiendan la resolución de sus diferencias surgidas a causa del embargo efectuado por el baile de las dieciséis carretas que les arrendó "para traer sciertas averias", a instancia del arrendador del peaje de Tarazona, "por el qual enparamiento vos los sobreditos carreteros ayades storvado vuestro camino algunos dios en la dita ciudat, por aquesto, por bien de paz et de concordia, et por tirar siquiere evitar danyos et misiones que entre nos, las ditas partes, podrian pervenir el sobredito pleito siquiere question del dito logero et storvo", comprometen sus diferencias en poder de Johan Martínez, carretero, vecino de San Leonardo, compañero de aquéllos, y Simuel Bienveniste, judío, habitante en Zaragoza, en calidad de árbitros arbitrado res y amigables componedores. Si se produjere desacato, el desobediente abonará 3.000 sueldos terciados entre el rey, los árbitros y la otra parte.



Testes: Garda Pérez Just, notario, y Açach el Riquo, judío, vecinos de Tarazana. –



Archivo Histórico de Protocolos de Tarazona, “Protocolo de Bernart de Castelblanch”, 1386, fols. 195.-195v.






SEGUNDO DOCUMENTO HISTÓRICO SOBRE LA CARRETERIA SORIANA PINARIEGA






1387, mayo, 27. Tarazona




Declaración jurada de los testigos que presenciaron el incidente producido con la carreta de Pascual Domingo, vecino de Covaleda, que le obligó a sacrificar uno de los bueyes.







- Archivo Histórico de Protocolos de Tarazona, “Protocolo de Bernart de Castelblanch”, 1387, fols. 86-86v.



"Anno a Nativitate Domini Mo. CCCo. LXXXO. septimo, XXVllo. dio del mes de mayo, en la ciudat de Taraçona, seyendo presentes Domingo Trasovares, Simuel Abjoxar, judio, Domingo de Villa, vecinos de la dita ciudat, Blasco Ferrandez et Pascual Ferrandez, carreteros, vecinos de Covalreda, del regno de Castiella, et present mi notario et los testimonos infrascriptos, parecio Pascual Domingo, carretero, vecino del dito lugar de Covalreda, et propuso et dixo que ayer, dio domingo primero pasado, pasando la carreteria por la dita ciudat et por el barrio que claman de los Cutelleros de la sobredita ciudat, la carreta suya dio por de suso de puyal et dio grant colpe, et non se pudieron apartar los bueyes, dio la carreta sobre el uno de los bueyes en la pierna, et crebirela del todo. Et visto quel buey non podria escalçar, ovolo a degollar aver alguna cosa.




Et por raçon quel dito buey et todos los otros son scriptos en Agreda, et convenía dar cuenta del dito buey, porque requirio a mi notario que yo tomase jura et homenage a los de suso nombrados si acaecio así del dito buey, segunt por el era dito de la part de suso. Et yo dito notario, a requerimiento del dito Pascual Domingo, tome jura et omenage de los sobreditos que dixiesen verdat que sabian sobrel dito buey, los qua les Domingo Trasovares, Simuel Abjoxar, Domingo de Villa, Blasco Ferrandez et Pascual Ferrandez dixieron en la jura que feito avian, que era verdat aver acaecido al dito buey segunt por el dito Pascual Domingo seydo dito, et aquesto avian visto muytas personas de hombres et mugeres de la dita ciudat, et quel dito buey non podía scapar. Et el dito Pascual Domingo requirio a mi notario que de todas las sobreditas cosas le ficies carta publica con la qual el pueda las sobreditas cosas mostrar de menoscabo le pide, et non pueda seyer acusado quel avia el dito buey vendido ni mal apartido por defraudar los dreytos de su senyor el rey de Castiella.


Testimonios: Johan de Calçena y Domingo Colomer".





Nota bibliográfica:




Los textos se han transcrito de la obra “Los judíos de Tarazona en el siglo XIX”, de Miguel Ángel Motis Dolader, Centro de Estudios Turiasonenses, Tarazona, 2003,536 páginas; a quienes pertenecen los derechos de autor correspondientes.



Y posiblemente sean, hasta el momento, los testimonios documentales más antiguos que se conocen sobre la existencia de la Carretería en los Pinares sorianos. Creemos que es la primera vez que se dan a conocer en una publicación soriana, lo cual nos enorgullece por haber sido, soriaymas.com, el medio por el que se ha difundido tales datos históricos.


La Real Cabaña de Carreteros fue instituida por los Reyes Católicos en 1497.




Las imágenes aquí incorporadas corresponden a carreteros de Covaleda y han sido cedidas por Andrés Cámara Poza, al que damos las gracias una vez más por sus colaboraciones con esta revista digital.


© 2002 EDITORIAL SOTABUR. Todos los derechos reservados.