EL MISTERIO TEMPLARIO DE ALBENDIEGO -7-
ÁNGEL ALMAZÁN DE GRACIA - 2/8/2004

Entrevista por el libro "Esoterismo Templario": Esoterismo islmámico y kabala judía, templarios en Guadalajara, y especialmente en Albendiego, Santo Alto Rey, Campisabalos, Torija.. y en río Lobos
 


¿Quiénes fueron los Templarios?




La Orden del Temple es una orden militar de monjes-guerreros creada en Jerusalén por nueve caballeros franceses que, 9 años después, fue aprobada canónicamente, en 1128, en el concilio de Troyes, con el apoyo de san Bernardo de Claraval. Se dedicaron a proteger a los peregrinos y a combatir al Islam, tanto en Tierra Santa como en España. Se extendieron por toda Europa y, tras un proceso lleno de calumnias y torturas, fue abolida por el papa Clemente V en el concilio de Vienne (1312) debido al descrédito público en el que había caído tras su detención masiva en Francia por Felipe el Hermoso que ansiaba sus riquezas, para lo cual no reparó en acusarles de herejes y de diversas depravaciones morales.


Ahora bien, lo que realmente me interesa particularmente es que la élite iniciática del Temple contactó en Tierra Santa y en España con representantes cualificados del esoterismo islámico y judío; contacto que sirvió para revitalizar y darle un nuevo giro al esoterismo cristiano, o sea a su espiritualidad más profunda y universal, que es el fundamento interior de la religión cristiana, es decir su base metafísica iniciática. Del esoterismo islámico conocieron el sufismo y la gnosis shiita, y del judío la cábala.




¿Qué es el esoterismo?





Es lo que capta la metafísica, entendida ésta no en su ámbito filosófico sino en su sentido primigenio de “lo que está más allá de la física, de las formas”, esto es, los principios de carácter universal, los cuales se manifiestan en un descenso gradual , a modo de emanaciones, en la cosmología y en la psique humana. Desde Pitágoras, en lo que respecta a Occidente, se ha dado una doctrina exotérica para el público en general, y otra esotérica para una minoría que estaba cualificada para recibirla. En este esoterismo se incluyen diversos ritos iniciáticos que están encaminados a “espiritualizar” al hombre, a “ascendenderle” por la espiral de los estados múltiples del ser. No es exactamente misticismo, aunque así lo parezca aparentemente a la mayoría de las personas.



¿En qué medida influyó en la Orden la presión de Felipe el Hermoso?




Felipe IV, el Hermoso, rey de Francia, ordenó el prendimiento de todos los templarios en una redada por todo el territorio francés que se cumplió en un solo día. Asimismo obligó al papa, Clemente V –que lo era gracias al rey francés- a abolir la Orden del Temple finalmente en el Concilio de Vienne. Felipe el Hermoso había solicitado anteriormente ser admitido como Templario, y no se le aceptó. El Temple era el custodio del Tesoro Real francés, muy mermado por cierto de ahí que el rey estuviera endeudadísimo con el Temple.



¿Cuáles son las referencias históricas de los templarios en Guadalajara?




La única referencia documental fidedigna que conocemos es una bula del papa Alejandro III, de 1170, en donde habla de la existencia de diversos conventos castellanos del Temple, entre los cuales figura Torija en Guadalajara. Diversas tradiciones orales, recogidas por Antonio Herrera Casado, hablan de la presencia templaria en la misma ciudad de Guadalajara (donde luego se alzaría el monasterio franciscano); en el santuario de Nuestra Señora de la Hoz en el río Gallo, cerca de Molina de Aragón; en la ermita de Santa Ana de Albares, en el Hundido de Armallones de Ocentejo; en la iglesia de Nuestra Señora de la Zarza de Peñalver; en la ermita de Cubillas de Albalate de Zurita, y en las ermitas de Bustares, Santa Columba/Coloma de Albendiego y de Santo Alto Rey. A ellas hay que añadir Campisábalos según Rafael Alarcón.




Usted estudia las ermitas de Albendiego y San Bartolo, ¿por qué las ha elegido?




Porque son dos enclaves supuestamente de origen templario que he podido visitar reiteradamente y cuya iconología me ha impactado muchísimo interiormente.



¿Por qué la geografía es un factor clave en estos dos templos?





Porque ambos, junto con la ermita de la montaña sagrada de Santo Alto Rey, se encuentran en el mismo eje que divide la península ibérica en dos mitades equidistantes de los dos puntos geográficos septentrionales más extremos: los cabos de Créus (Gerona) y Finisterre (La Coruña).



¿La arquitectura está presente en el esoterismo?





Por supuesto. Las concepciones esotéricas se han expresado mediante la palabra oral y escrita, y mediante cualquier manifestación artesanal (o artística, como las calificamos actualmente). El templo es una manifestación arquitectónica del Cosmos, como muy bien han explicado numerosos historiadores de religiones comparadas, entre los que destacamos a Mircea Eliade, y por supuesto así lo han manifestado todos los esoteristas. Recomendamos al respecto la lectura del libro de Jean Hani, “El simbolismo del templo cristiano”.



¿Estuvieron los templarios en Torija? ¿Por qué? Si es así, ¿cuándo?




Como he indicado, una bula del papa Alejandro III, de 1170, informa de la existencia en la demarcación templaria de Castilla de una serie de conventos, entre ellos los de San Juan de Otero (actual ermita de San Bartolomé de Ucero en río Lobos) en la diócesis de Osma, y otro en Torija. En mi libro expongo algunas teorías acerca de la presencia templaria en Torija y sugiero la posibilidad de que abandonaran el lugar cuando la madre de Fernando III el Santo, doña Berenguela, donó al Temple el solar donde posteriormente se ubicaría el monasterio de San Francisco en la ciudad de Guadalajara, a donde se trasladarían.




Las leyendas transmitidas del Alto Rey son más creíbles que las del resto, ¿por qué?




Las leyendas de Santo Alto Rey no es que sean más o menos creíbles. En realidad lo ignoro, puesto que en este libro me he dedicado específicamente a tres enclaves determinados y no a otros. Lo cierto es que las de Santo Alto Rey tienen un mensaje esotérico importante, y afín con el esoterismo templario, como he tratado de mostrar.



Cuéntenos una o varias leyendas del Alto Rey.




En una cueva que había en la montaña manaba aceite que los monjes o el ermitaño recogía para uso sacro: abastecer a las lámparas de la ermita. El aceite estaba en la vertical, en el eje, del altar. Y un día entró un pastor y se apropio del aceite de la cueva para usarlo profanamente, dejando de manar tal aceite a partir de entonces.




Imagino que la propia cumbre tiene mucho que ver en el simbolismo de esta ermita.





Cuando me enteré por vez primera de que el altar de la ermita es justamente el pico más alto de la montaña, en donde se asienta la ermita, sentí ya un gran deseo de conocer el lugar. Yo le llamo “La Roca española del Temple”, rememorando así a la mal llamada mezquita de Omar que es el Domo de “La Roca”, sito en lo que fue solar ocupado por el Templo de Salomón; Domo custodiado por el Temple y del que tomó su nombre, y en el que su parte central, en torno al cual giran los ritos musulmanes del lugar, en lo que fue la cúspide del monte Moria de Sión, todavía hoy está la cumbre rocosa pelada, al descubierto, como en Santo Alto Rey.




¿Nos podemos fiar de las tradiciones orales que hablan de la presencia templaria en Guadalajara?





Los sesudos historiadores academicistas no se fían de ellas lo más mínimo, como acontece con todo aquel que desea alejar de tales lugares cualquier referente templario. Tales tradiciones son leyendas, y para los esotéricos, la leyenda es “lo que debe leerse”, o sea, que dichas tradiciones tienen una razón de ser, un trasfondo arquetípico a descubrir. Que sean o no realmente templarias no es para mí lo más importante. Lo esencial es que se adscriben al Temple y no a otra Orden, y que en tales enclaves, podemos adentrarnos en el esoterismo universal, que tuvo unas formas concretas en su adaptación templaria.




¿Podríamos incluir a Campisábalos en la lista de lugares templarios en Guadalajara?




Rafael Alarcón, autor de varios libros sobre el Temple, recogió una leyenda en la que se dice que allí estuvieron los templarios. Por otro lado hay un crismón –como lo hay en San Bartolomé de Ucero- en la portada de la parroquial, una Cruz de las Ocho Beatitudes similar a las de Albendiego en una celosía de la Capilla de San Galindo, y dos cruces patadas idénticas a otra que hay en un modillón interior de una de las capillas de Santa Columba-Colomba-Coloma de Albendiego. ¿Estuvieron los templarios…? Es posible.




¿Qué papel ocupan el ‘Cantar los Cantares’ y el ‘Grial’ en la representación esotérica de los enclaves guadalajareños?





Sólo puedo hablar de los que he estudiado para este libro; los restantes confío en tenerlos estudiados para el verano y que incluiré en una “Guía Templaria de Guadalajara, Soria y Segovia”. Y en lo que respecta a Santa Columba (Santa Paloma) el Cantar de los Cantares es muy importante, tanto en el esoterismo judío, como en el cristiano. Asimismo, en Albendiego y el Alto Rey de la Majestad está igualmente presente el simbolismo griálico, como he expuesto en el libro.




¿En qué consiste el simbolismo esotérico?





Hay todo un capítulo dedicado a tal concepto en mi Web www.soriaymas.com, donde también encontrará la personas interesada multitud de artículos esotéricos y templarios. El símbolo es la expresión multivalente más apropiada para que el “espíritu” se exprese a sus anchas, y en la medida en que tengamos un nivel u otro de conocimiento y de autorrealización, seremos capaces de captar niveles más profundos en el simbolismo esotérico. No es algo que se pueda explicar en dos palabras…




¿Cuáles fueron las influencias islámicas y judías en el esoterismo cristiano?





Hay que diferenciar dos cosas: exoterismo (religión) y esoterismo (metafísica y cosmología universales). En cuanto al exoterismo, el cristianismo y el islam tienen su fundamento o base en el judaísmo como todo el mundo sabe, pero el vuelco religioso que hacen después los van alejando del mismo hasta el punto de constituirse en sendas religiones autónomas y bien diferenciadas del judaísmo. Así, por ejemplo, para los judíos Jesús de Nazaret es un hereje, para los cristianos es el Hijo de Dios (una de las Tres Personas de la Trinidad) y para el islam sunnita es, tras Mahoma, el segundo gran Profeta del Islam.
Respecto al esoterismo la cuestión se diluye mucho, puesto que las tres tradiciones parten de un mismo tronco, al que los esoteristas llaman Tradición Primordial, siendo por tanto adaptaciones de ésta que se adecuan a unos pueblos y culturas determinados en unas épocas concretas. En mi libro entrelazo estos tres esoterismos para que el lector se sitúe en el contexto esotérico medieval.



¿Se escribió en Guadalajara el “Libro del Esplendor”? ¿Quién lo hizo? ¿Qué es lo que narra? ¿Qué significado tiene en la Orden Templaria?





El “Zohar”, o “Libro del Esplendor”, lo editó Moisés de León en Guadalajara ciudad, entre 1270 y 1300, recogiendo por escrito diversas tradiciones orales de la cábala judía de origen indefinido a las que añadió algunos textos suyos. Es considerada como la obra literaria cabalística más importante de la Edad Media. Y recurro a ella para explicar el simbolismo esotérico de las celosías de Albendiego, como hago igualmente con la “Enciclopedia de los Hermanos Sinceros”, un grupo gnóstico musulmán oriental que compuso a finales del siglo X dicha enciclopedia, que trajo a España Maslama “el Madrileño”. Dadas las fechas de la edición del “Zohar”, este libro –cuya traducción en español consta de cinco tomos que he estado leyendo estas Navidades pasadas- la obra como tal no pudo influir en la construcción de Albendiego ni era conocida por los Templarios hasta su edición a finales del siglo XIII. Ahora bien, ello no quiere decir que desconocieran algunas de las tradiciones orales cabalísticas recogidas por Moisés de León, puesto que las tradiciones orales suelen tener siglos de antigüedad.




En el entorno de la ermita de San Bartolomé, en el cañón del río Lobos, impactan sus cuevas. ¿Qué es lo que representan?





La cueva ha sido, desde el Paleolítico, un lugar de recogimiento y renacimiento espiritual. Las del Cañón del río Lobos también fueron empleadas durante el Paleolítico. La llamada “Cueva Grande”, que se encuentra a un tiro de piedra de la ermita, con el río Lobos por medio, tiene incluso grabados rupestres prehistóricos. Es de suponer que en ella realizaron algunos ritos iniciáticos los templarios.



¿Qué diferencias encuentra entre el Alto Rey y San Bartolo, entre Albendiego y Ucero?





Santo Alto Rey es la Montaña Sagrada, mientras que San Bartolo es la hondonada y la cueva, su complementario por tanto. Asimismo, mientras en Albendiego el esoterismo musulmán es el que prepondera debido a sus celosías mudéjares, en San Bartolo es el esoterismo cristiano, aunque también hay una celosía mudéjar impresionante.




Explíqueme por favor lo del triple nombre del ‘Santo Alto Rey’




Para intentar explicarlo debidamente, he incluido en el libro el artículo “Cristo, Sacerdote y Rey”, de René Guénon. Creo que lo mejor es leerlo para poder entender el simbolismo tan esotérico que tiene ese triple nombre.




¿En donde se refleja el esoterismo islámico y neoplatónico de la iglesia Santa Coloma?




En las celosías, evidentemente. Toda esa geometría mudéjar está impregnada de una metafísica y cosmología que tiene sus raíces occidentales en el pitagorismo y neopitagorismo, platonismo y neoplatonismo. Así lo pone de manifiesto claramente la “Enciclopedia de los Hermanos de la Pureza o Sinceridad”, conocida por los alarifes musulmanes de Al Andalus y, posteriormente, por los mudéjares. Hay que tener presente que para poder acercarnos a la comprensión del significado simbólico de una construcción sacra medieval hay que conocer la filosofía, teología y esoterismo de esa época, de ahí que haya recurrido a textos medievales en este libro. Hoy nos pueden parecer ingenuas o sin sentido tales textos, pero para los canteros y arquitectos de Albendiego no lo eran, sino todo lo contrario: en aquellas creencias estaba la Sabiduría y marcaban una senda para aproximarse directamente a Dios.



¿Existe interés hoy día por estos temas en la sociedad?





Lo hay en un sector de la población que busca respuestas distintas a las oficiales, a las que le han dado en la catequesis, en la escuela, colegio, instituto y universidad, y en las que está recibiendo masivamente a través de los medios de comunicación. Son gente que intenta encontrar, asimismo, una vía espiritual que le llene por dentro.



¿Dónde puede adquirir el lector interesado este libro?




En algunas librerías de Guadalajara ciudad; en Sigüenza, Atienza, Bustares y Condemios de Arriba; en la provincia de Soria, y en internet tanto en la web que coordino (www.soriaymas.com) como en la notable web de Guadalajara w.aache.com/service/templarios.htm.



Nota: El 9 de enero de 2004, en el periódico "Guadalajara 2000", se publicó esta entrevista a A. Almazán con motivo de la presentación de "Esoterismo Templario", en la que revela algunas claves





Enlaces relacionados:
Referencias sobre el libro ESOTERISMO TEMPLARIO
Otras obras de Ángel Almazán
Cómo se piden los libros en Soriaymas
© 2002 EDITORIAL SOTABUR. Todos los derechos reservados.